Cuando me rompo

Saca una carta, él me sonríe, 4 de corazones, el mío palpita. Cervezas y citas, la ilusión brota, su sonrisa me incita, desordeno mi vida.

Cuando vivo la vida pasar

Mientras la ciudad crece, asfaltan aceras y hacen peatonales las zonas del centro, tú y yo vamos a ser espectadores de la rutina con dotes de extraordinaria normalidad que va a marcar nuestra historia.

Cuando despierto

Quisiera escribir mi libro sobre tu piel, cada noche, y también cuando despierto.

Cuando las gaviotas anidan en el pelo

El estridente sonido del barco se extendió por toda la costa como una corriente de aire, y como si las gaviotas no lo hubieran escuchado cada mañana emprendieron un vuelo de locura y desorden para terminar aleteando sobre el mismo lugar del que habían escapado. En el pueblo amanecía como cada día, con humildad y…